Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

EN TIEMPO DE PRODIGIOS

La conocí en la Semana Negra, cuando presenté “El secreto del pirata”. Imagino que, por entonces, estaría escribiendo ”En tiempo de prodigios”. Quince meses después, Marta Rivera de la Cruz ha estado a punto de llevarse el Planeta. No voy a recomendar su novela ni nada por el estilo. Sólo voy a decir que en ella me he encontrado con uno de los párrafos más hermosos que jamás he leído en mi vida. Supongo que lo digo aquí, hoy precisamente, porque es 31 de diciembre. Porque estoy solo, triste y tengo frío.

“El mismo día en que se cumplió un año de su muerte me pregunté qué haría si se me diese la ocasión de volver a ver a mi madre durante cinco minutos. Imaginé aquella escena con un escalofrío: mi madre regresaba y yo tenia sólo unos instantes para decirle todas aquellas cosas que no había tenido tiempo de hablar con ella durante treinta y cuatro años. Y entonces me di cuenta de que, en realidad, ninguna de las dos se había dejado nada en el tintero. No hubo una cosa que quedase por decir, nada importante de lo que hablar. No había preguntas, no flotaba en el aire ninguna confesión, ninguna respuesta. Yo no necesitaba esos cinco minutos adicionales junto a mi madre. Treinta y cuatro años nos habían bastado a las dos para escribir nuestra historia. Para acumular un montón de recuerdos a los que recurrir, de instantes felices que guardar en la memoria. Si un dios me hiciese la gracia de concederme esos cinco minutos, lo único que haría sería abrazar a mi madre, y así, aferrada a ella, esperar a que pasase el tiempo y tuviese que dejarla marchar otra vez”.

Temas

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


diciembre 2006
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031