Blogs

Vicente Álvarez

EL FARO DE AQUALUNG

CANCIONES DESDE EL LABERINTO


Sting habla de John Dowland como de “la primera estrella del pop de la historia que hizo giras”. En realidad, John Dowland fue uno de los más importantes músicos renacentistas y uno de los mejores laudistas y cantantes de su época. A pesar de ello, no consiguió ser músico de la corte de la reina Isabel I ya que fue rechazado por su condición de católico y tuvo que huir de Inglaterra. Cuando el guitarrista Dominic Miller le regaló un laúd (con un rosetón en forma de laberinto en su caja de resonancia inspirado en el diseño del suelo de la catedral de Chartres), Sting comprendió que tenía que dedicar un disco a la música de John Dowland. El cantante de Police siempre se ha caracterizado por ser un músico valiente, curioso y polifacético, lo que le ha llevado a trabajar con algunos de los más grandes del jazz y también con gente como El Cigala, Vicente Amigo o los Chieftains. Para conseguir el ambiente y el sonido de la corte de la reina Isabel I, Sting trabajó durante un tiempo con un profesor de canto, aprendió a tocar el laúd y buscó la colaboración del prestigioso laudista Edin Karamazov. El resultado es un trabajo tan valiente, hermoso, melancólico, poético y teatral (entre canción y canción, el propio Sting lee pasajes de una carta de Dowland, recitada a media voz, casi en susurros) que la propia Deutsche Grammophon, la famosa y elitista casa discográfica de música clásica, decidió editar el disco. Una estrella del rock aportando su granito de arena a la melancólica belleza de la música renacentista en un disco memorable y único: “Todas tus hojas escasearán cuando el rocío en su debido momento se encargue de matarlas”.

Temas

sting

Sobre el autor

Escribe novelas y cosas así. Sus detractores dicen que los millones de libros que ha vendido se deben a su cara bonita y a su cuerpo escultural. Y no les falta razón.


abril 2009
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930