img
Autor: Roberto Carbajal
Gestionar la frustración
img
Roberto Carbajal | 14-09-2017 | 11:34| 0

El hijo de un taxista de Valladolid puede convertirse en uno de los cabos del referéndum ilegal que debe gestionar España el 1-O. Josep Lluís Trapero, mayor de los Mossos d’Esquadra, se enfrenta a la dicotomía de acatar la ley española vigente o echarse en los brazos del batiburrillo impresentable de normas aprobadas por el Parlament. La Diada del lunes sirvió para que el independentismo sacase músculo concitando a cientos de miles de personas recreando una equis por el ‘sí’ en las calles del centro de Barcelona. Seguí el acto a través de TV3, la televisión sectaria que lleva aleccionando a la sociedad catalana durante décadas, modelando su pensamiento a favor de la secesión. Llamaba la atención la cantidad de niños y adolescentes que mostraban las cámaras. Todos ellos envueltos en la estelada y maquillados de la misma guisa. La enseñanza en las escuelas catalanas ha apostado por que los pequeños mamen las consignas manipuladoras de la historia española, remarcando que una cosa es España y otra Cataluña. Este ha sido uno de los éxitos de los secesionistas, que han consolidado un proyecto de Estado de corte estalinista. En los últimos veinte años el independentismo ha crecido exponencialmente gracias a la manipulación y, claramente, fruto de las políticas, recursos contra el Estatut incluidos, y una cadena de insultos que faltaban al respeto de los pobladores de aquella comunidad autónoma. En suma, se ha cebado el secesionismo sin que nadie desde los sucesivos gobiernos haya movido ficha, salvo la ingenua generosidad del expresidente Zapatero, quien prometió a los catalanes que la reforma del Estatut que se aprobase en el Parlament iría a misa. El caso es que nos encontramos aquí, en un punto en el que el desafío se ha materializado y nadie sabe cómo gestionar los desatinos que se producirán el día uno de octubre. ¿Habrá enfrentamientos entre bandos? ¿Se buscará que haya algún muerto para blandir el estandarte de un mártir por la causa? No sólo sirve el imperio de la ley. Hace falta desmontar la tramoya y revertir la tendencia. Pero cómo.

Publicado en El Norte de Castilla el 13 de septiembre de 2017

Ver Post >
La ley del silencio
img
Roberto Carbajal | 29-06-2017 | 12:00| 0

Es posible que Luis Bárcenas se salga con la suya. Se tomó al pie de la letra el consejo de Mariano Rajoy y hoy está más fuerte que nunca. Hace unos días Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas y el sospechoso habitual Rodrigo Rato se sentaron en el banquillo. Todos ellos dieron un espectáculo patético. A las preguntas de los letrados sobre si recibieron sobres con dinero o acerca de los movimientos en negro, los mencionados contestaron lo mismo. Se ve que llevaban la lección bien aprendida. No me consta, no lo sé, no lo recuerdo. La que más llama la atención es no lo recuerdo. Veamos: durante un buen tiempo alguien te entregaba unos sobres cargados de billetes para completar tu ya holgado sueldo… ¿y no lo recuerdas? Nadie que esté en sus cabales olvidaría algo como esto. Al menos yo no perdería ripio si alguien se portase tan bien conmigo, ¿no creen? Otra constante fue echar balones fuera sin molestar a Bárcenas y atribuyendo las supuestas funciones financieras en negro a Álvaro Lapuerta. Naturalmente, la maniobra es de manual: echemos la supuesta responsabilidad a quien no puede defenderse porque ha perdido la cabeza y no puede comparecer ante un juez. En la primera fila de la sala Bárcenas se mostraba tranquilo. También estuvieron de acuerdo en que ellos desconocían las finanzas del partido. Mayor Oreja y Acebes fueron ministros del Interior con Aznar, un departamento en el que, si quieres, te enteras de todo lo que sucede en el país. Estoy seguro de que durante su mandato tenían información de primera sobre lo que se cocinaba en España. Por su parte, Bárcenas compareció anteayer en la comisión del Congreso que investiga los tejemanejes del PP. Con un aplomo habitual en él, dijo que nunca se quedó con dinero del partido. Normal, él mordía de las empresas y luego entregaba el resto. Lo vivido es lo que llaman en Italia ‘omertà’, aplicado a la mafia sobre el pacto de silencio. Mario Puzo, el autor de ‘El Padrino’, murió, pero si viviese tendría en nuestro país material para más de un libro. A pesar de ello, se buscan guionistas.

 Publicado en El Norte de Castilla el 28 de junio de 2017

Ver Post >
Isidoro el caradura
img
Roberto Carbajal | 22-06-2017 | 6:37| 0

Felipe González se ha comportado como un cobarde. No acudió al congreso de su partido que reeligió como secretario general a Pedro Sánchez, apelando a su agenda internacional. Según él, tenía que estar en Colombia colaborando en las negociaciones entre el presidente Santos y la guerrilla. Vaya, qué casualidad; resulta que las negociaciones de paz no avanzan si no está presente nuestro amigo Felipe. En la convención celebrada el fin de semana Sánchez fue coronado oficialmente, rodeado de los suyos, y sin Susana Díaz, la costurera andaluza que aseguraba poder coser el partido socialista. Ya ven, ahora parece que solo puede desempeñar esa labor en casa. González, Rubalcaba y una larga cadena de antiguos jefes socialistas arroparon a la veneno andaluza durante las distintas etapas de primarias. Esto quiere decir que don Felipe descuidó su labor como mediador en Colombia durante esos eventos. Lo deseable hubiera sido que los mismos que apostaron por otras candidaturas, como Óscar López, hubiesen acudido al recinto en el que se celebraba el regreso de Sánchez como capitán del PSOE. Todo aquel que era alguien en esta formación socialdemócrata convino en que debía presentarse ante la sociedad como un grupo unido, como alternativa creíble que constituyese una opción seria frente el Partido Popular. Una vez finalizado el proceso de primarias, cada uno a lo suyo y sus palabras quedarán en las hemerotecas para retratarlos. Así se escribe la historia, con palabrería y, sobre todo, con los hechos. No obstante, no nos engañemos: este PSOE se parece como dos gotas de agua al anterior, antes de que Sánchez fuese defenestrado por sus propios compañeros. Ahora tienen ante sí el reto de lanzar un mensaje de unidad, una unidad que no existe, pero que dejará por el camino a amigos nuestros como ‘Isidoro’ González, aquel estadista que tanto hizo para modernizar España, pero que hoy se esconde, no sabemos si para reencontrarse consigo mismo y acondicionar su ideología, aquella que tanto ilusionó a todo un país. Lamentablemente, ha dado un portazo a la esperanza.

Publicado en El Norte de Castilla el 21 de junio de 2017

Ver Post >
Malos juicios
img
Roberto Carbajal | 15-06-2017 | 10:11| 0

Hay que ver cómo es este país. Amancio Ortega, el dueño de Inditex, ha donado a través de su fundación 320 millones de sus euros para que las comunidades autónomas adquieran equipos de última generación para tratar el cáncer en la sanidad pública. La noticia parece buena desde el principio, pero vivimos en España; por tanto, el asunto ha pasado a ser malo. Las asociaciones de defensa de la sanidad pública se han manifestado en contra de la donación, con el argumento de que nuestros hospitales han de financiarse al cien por ciento con caudales públicos. En este aspecto estoy de acuerdo: sanar a nuestra gente ha de ser sufragado con nuestros impuestos. Pero lo suscribo hasta aquí. España está arruinada, por mucho que se diga lo contrario, y nuestras arcas públicas no huelen a papel moneda y la deuda pública nos ahoga, y no se resuelve emitiendo títulos a lo loco. Si la filantropía de Ortega contribuye a que se salven vidas, no sé dónde reside el problema. Somos un país cainita, esto está claro.

Concepción Espejel ha sido nombrada jefa de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional. La magistrada fue recusada en el juicio de la Gürtel por ser íntima de dirigentes del PP. Dolores de Cospedal, en su etapa como presidenta castellano-manchega, la condecoró. En su vergonzante discurso, la hoy ministra dijo “Gracias, Concha, porque siempre serás para nosotros Concha”. El Gobierno popular no tiene remilgos en politizar la justicia, ahogados como están por los casos de corrupción que salpican cada vez más a nuestras comunidades autónomas. Rajoy ni opina ni falta que hace, porque esas cosas, como las llama él, no tienen la importancia que le damos los demás. Así es este hombre. Mientras tanto, la sociedad padece el colapso de los juzgados por falta de medios y personal. No sería mala idea pedirle a Ortega que se desprenda de parte de su fortuna para tapar unos cuantos agujeros en este derecho tan fundamental. Claro que, dado lo visto y oído, no es ético que un plutócrata aligere su cartera. Mejor costeamos la fiesta los demás. Vamos, digo yo, ¿no?

 

Publicado en El Norte de Castilla el 14 de junio de 2017

Ver Post >
El efecto Zidane
img
Roberto Carbajal | 08-06-2017 | 12:21| 0

El Real Madrid ha conseguido su duodécima copa de campeones con el mérito de que la temporada pasada logró la undécima, algo que ningún otro equipo había logrado jamás. El club madrileño ha hecho historia, pero todo el mundo coincide con que el Barcelona tiene mejor plantilla, al menos desde un punto de vista individual. El conjunto blanco se ha coronado como rey del fútbol europeo no solo por la calidad de algunos de sus jugadores, sino por el hecho de contar con un entrenador adornado con un tipo de cualidades poco común en el balompié europeo. La inmensa mayoría de los técnicos que menudean en el continente han sido jugadores de más o menos fortuna, pero me atrevo a decir que ninguno goza de la humildad y conexión con sus jugadores como Zinedine Zidane. Durante su etapa como jugador, el francés demostró ser un superclase. Su fútbol era elegante y su determinación ante la portería ponía la guinda al pastel. Aun siendo una estrella, siempre demostró una humildad que lamentablemente no se estila en nuestro país. Solo hay que visionar cualquier rueda de prensa y escuchar la constante que siempre aventa. “Nosotros no hemos ganado nada. Tenemos que luchar como cualquiera y con humildad.” Esta circunstancia le ha aupado al éxito, habida cuenta de la cantidad de ego que se pasea por el vestuario blanco. El tímido Zinedine cuenta además con el apoyo de sus jugadores, ha logrado unir a la plantilla y hacerlos pisar el suelo. Del mismo modo, los jugadores admiran a su entrenador y su estrategia en el momento de plantear un partido goza de todas las bendiciones. Hay quien dice que Zidane tiene una flor en el culo; eso no es cierto, lo que sucede es que el líder francés desempeña su trabajo en el país de la envidia por antonomasia. Es su calidad humana, su aureola cuando jugaba y el compromiso del equipo lo que ha hecho del Madrid un grupo ganador. En realidad, el efecto Zidane podría extrapolarse perfectamente a cualquier actividad de la vida profesional o personal para cosechar el éxito. Zidane es el ejemplo de cómo hemos de conducirnos en ella.

Publicado en El Norte de Castilla el 7 de junio de 2017

Ver Post >
Sobre el autor Roberto Carbajal
Tenía siete meses cuando asesinaron a John F. Kennedy. De niño me sentaba en los parques a observar a la gente, pero cuando crecí ya no me hacía tanta gracia lo que veía. Escribo artículos de opinión en El Norte desde 2002, y críticas musicales clásicas desde 1996. Amo la música, aunque mi piano piense lo contrario. Me gusta cocinar; es decir, soy un esclavo. Un esclavo judío a vuestro servicio.

Últimos Comentarios

malva2 27-04-2017 | 14:12 en:
Corrupción concatenada
Cari 13-04-2017 | 09:16 en:
Prohibido menstruar
malva2 13-04-2017 | 09:04 en:
Prohibido menstruar
malva2 06-04-2017 | 09:07 en:
La cara bien dura
Cari 31-03-2017 | 10:25 en:
La tesis de los bares llenos